El Idiófono: Qué es, tipos, punteados, frotados y más

Idiofono

El Idiófono, o autófono, es un instrumento cuyo material produce el sonido en el transcurso de un encontronazo, asi sea por un instrumento de afuera o por otro lado del instrumento. Conoce todo lo referente a estos instrumentos que aportan una hermosa riqueza de sonido a las creaciones de los artistas cerca del mundo.

➡️ Tabla de contenido
  1. ¿Qué es el Idiófono?
  2. ¿Como Se Tocan Los Idiófonos?
  3. Tipos
  4. Los Idiófonos Frotados
  5. Los Idiófonos Golpeados
  6.  
  7. Los Idiófonos Punteados
  8. Idiófono Agitando
  9.  
  10. Idiofono al Pellizcar Uno o Más Elementos
  11. Idiófono Frotando una área o Un Borde con Muescas
  12. Idiófono por Fricción
  13. El Idiófono Africano
  14. Similitudes con otros Instrumentos de África
    1. Balafón
    2. El Kese Kese
    3. El n’sakara
    4. El djebara
    5. El Gitase
    6. El Kongoma
    7. Benin
    8. Las Flautas
    9. El Djembe
    10. Los Dununs
    11. Bougarabous
    12. La Bara
    13. El Tama o Tamani
    14. La Kora
    15. El Bolon
    16. El djeli n’goni
    17. El dono n’goni
    18. El Kamele n’goni

¿Qué es el Idiófono?

El idiófono, del latín idio, «en sí mismo», es un instrumento que genera un sonido por su cuenta, porque el cuerpo del instrumento vibra o resuena completamente y, entonces, produce un sonido. Además se le llama «autófono».

Este término tiene dentro instrumentos hechos de materiales rígidos, en contraste con los instrumentos de cuerda (acordes), membranas (membranófonos) o instrumentos de viento (aerófonos). Los materiales usados son madera, bambú, calabazas o metal, pero no están restringidos, por lo cual no es infrecuente hallar idófonos hechos con materiales inesperados, como cáscaras o latas, entre otras cosas.

Los idiófonos tienen la posibilidad de ser:

  • De piel
  • Madera
  • O metal.

¿Como Se Tocan Los Idiófonos?

Un idiófono, o autófono, es un instrumento cuyo material produce el sonido en el transcurso de un encontronazo, asi sea por un instrumento de afuera (como un palo) o por otro lado del instrumento. Los idiófonos son precisamente más antiguos que los membranófonos gracias a la simplicidad de su diseño. Sin lugar a dudas, forman la familia instrumental más representada y más tocada de todo el mundo.

Esta familia agrupa instrumentos que no son cuerdas (acordomas) ni membranas (membranófonos) ni viento (aerófonos). Los materiales vegetales, animales o minerales así como madera, bambú, cuerno o plástico, vidrio, metal, piedra se utilizan para su uso.

El concepto idiófono proviene del griego idios, «uno mismo». Varios de estos instrumentos tienen una composición fácil, y es el instrumento terminado (idio) el que vibra, lo que genera el sonido (teléfono). Revela la atrayente historia del piano.

 

Los idiófonos se tienen la posibilidad de distinguir según su modo de «agitación». Fundamentalmente tenemos la posibilidad de distinguir siete modos:

  1. Golpeando: supone un elemento impresionante y un elemento golpeado, por lo general inmóvil;
    por raspado
  2. Por choque: los dos elementos golpeados y interesantes son gemelos y móviles, uno va a hallarse con el otro
  3. Por abultamiento: generalmente, elemento golpeado por numerosos elementos colgantes sacudiendolo
  4. Por pellizco, se hacen con cuchillas vibrantes
  5. Por fricción
  6. Por sus métodos de juego: es la situacion de los platillos que tienen la posibilidad de ser enfrentados tanto como frotados.

Tipos

Los instrumentos de piel consisten en un eje de cobre, aluminio o madera, de manera y tamaño variable, en el que una o dos pieles (cabra, oveja o ternera) se colocan vibradas por percusión con la mano o con palillos. De estos instrumentos, solo el timbal está en concordancia con la descripción; otros instrumentos, como el tambor, produce los llamados sonidos indeterminados cuya vibración es imposible detallar.

Para estirar más o menos las pieles, hay diferentes sistemas, introduciendo las teclas para apretar y, desde 1930, los pedales; cuanto más fuerte es la tensión de la piel, más agudo es el sonido. El tambor militar tiene una cuerda de tripa unida debajo de la piel inferior o parche.

Los instrumentos más exóticos de solo una piel tienen dos tambores, de diferentes longitudes y diámetros, cuya base está abierta, entre ellos:

  • Congas
  • Timbales criollos
  • Bongos
  • El tambor sobre el bastidor.

Tambor muy corto y el tambor de cuerda que tiene en su centro una cuerda, cercada de tela o cuero que se toca de abajo hacia arriba. Los instrumentos de madera dan sonidos establecidos. Vamos a nombrar el xilófono, conformado por un número variable de palos de palisandro colocados en una caja de sonido y cuyo semejante, el Malinké (África Occidental), se denomina bala.

La Marimba, construida con la misma madera y siguiendo los mismos principios, pero que además tiene un tubo resonador de madera debajo de cada cuchilla. Los palos del xilófono están hechos de madera, los de la marimba de goma dura para sonidos agudos, más anchos y cubiertos con hilos de lana para los sonidos de bajos. Los instrumentos de metal están hechos de bronce o de una aleación de metal. (Ver Articulo: Eric Bibb)

 

Los Idiófonos Frotados

Los dos elementos golpeados son idénticos: uno es el delantero del otro y al reves. Uno va, generalmente, a hallarse con el otro. Algunos ejemplos típicos:

  • Cucharas
  • Platillos
  • Castañuelas
  • Claves
  • Serpientes de cascabel (unidas a los dedos).

 

Los Idiófonos Golpeados

El delantero es móvil, y generalmente es «plural», el elemento vibrador es permanente y duro (tierra, mortero, piedra). Hay varios ejemplos a nivel mundial, que siguen siendo muy locales. Estos se tratan de numerosos tubos de bambúes de diferentes tamaños sostenidos por mujeres en todas sus manos, y algunas ocasiones además por sus pies, que apalean en las piedras.

La varilla del ritmo del conductor barroco además es un caso de muestra de un idiófono (incluso si es un elemento único). Esta categoría asocia los instrumentos que generan un sonido cuando son golpeados por un delantero de afuera de manera directa manipulado por un individuo.

Esta categoría tiene dentro tambores ranurados, campanas de percusión, xilófonos y balafones. Los balafones consisten en numerosas tiras de madera montadas en una composición, se colocan debajo de todas las láminas para ser útil como un resonador.

Los idiófonos con emisión de percusión directa en metal, gongs (conjunto de gongs), campanas o triángulos golpeados externamente, además se los conoce como «metalófonos». (Ver Articulo: Big Bill Broonzy)

 

Los Idiófonos Punteados

Elemento vibrante (cuerpo sólido o hueco de numerosas formas como palo, placa, viga, disco, hoja) golpeado por un delantero cuya forma y material es primordial, puede cambiar el sonido del instrumento que comunmente, no cambiamos el delantero para cambiar el sonido como es la situacion en la orquesta tradicional actual. Algunos ejemplos son:

  • Xilófono
  • Etalófono
  • Litófono
  • Tambor de madera
  • Timbre
  • Campana externa
  • Gong
  • Cuencos
  • Tambor de acero

Idiófono Agitando

Esta es la categoría más rica de los idiófonos; asocia los instrumentos que generan un sonido cuando se les aplica un movimiento: cuando se agitan, los martillos internos o externos apalean el cuerpo del instrumento. La naturaleza y la forma del instrumento, de esta forma como la de los huelguistas, son muy variadas:

  • La campana (contenedor partido o jaula con un solo elemento en movimiento)
  • El sonajero (contenedor cerrado que tiene dentro partes móviles llamadas tiro)
  • Los sonajeros (el tiro, cosido con una red, está cerca del contenedor)
  • Campanas (reunión de elementos homogéneos o heterogéneos en un grupo)
  • La campana (elemento abierto con una solapa interna suspendida dentro del cuerpo principal)

Los amuletos y los que hacen ruido: los amuletos en ocasiones estaban compuestos de campanas. En oportunidades, se podrían añadir gadgets de ruido a otros instrumentos para hacer mejor el sonido, como las campanas que se colocan en la batería o se fijan en otros instrumentos.

 

Idiofono al Pellizcar Uno o Más Elementos

  • Lengua fija o cortada en un marco (arpa de judío).
  • Listones en un plato o caja (sanza).

Idiófono Frotando una área o Un Borde con Muescas

  • Cuerpo sólido (raspador en hueso prehistórico, por ejemplo)
  • Rueda dentada que da un giro cerca de un eje (por ejemplo, traqueteo)
  • Placa o tablero con muescas (por ejemplo, tabla de lavar). (Ver Articulo: Clavicordio)

 

Idiófono por Fricción

Con cuerpo sólido o cuerpo hueco, puede ser para los idiófonos con emisión por raspado de una lámina que se hace girar cerca de un eje con muescas (traqueteo) o un instrumento alargado que se rasca. El sonido de un idiófono que emite vibraciones se obtiene al frotarlo, asi sea con el dedo en la situacion de gafas musicales de cristal, o con un arco en la situacion de la sierra musical.

  • Sierra musical
  • Vasos de cristal (armónica de cristal)
  • Cuencos cantores (conocidos como cuencos tibetanos)
  • Bloque de madera (en Novedosa Irlanda)
  • Caparazón de tortuga (en México)
  • Platillos (que mayormente están entrelazados)

El Idiófono Africano

Por su diseño rudimentario, que no usan ningún material blando como cuerdas o piel, los idiófonos son seguramente los primeros instrumentos que se han fabricado. Fueron principalmente usados para bailes rituales con apariencia de pulseras, brazos o tobillos, o pectorales con campanas.

En relación a los sonajeros de percusión externos, se puede usar el cencerro, que se utiliza, entre otras cosas, en la muñeca o el tobillo. El sonajero (yabara en Guinea) transporta conchas marinas, perlas o huesos y se juega tirando vigorosamente de la cuerda.

Otras tres familias de idiófonos no concedidas son:

  • Los sonajeros (wasamba hecho en rodajas de calabaza roscadas en un tallo),
  • Los tambores de agua: una media calabaza grande llena con contenido de agua y media calabaza devuelta (actividad simple de conseguir con cuencos).

Hay, no obstante, unos instrumentos que son extensamente aceptados en Europa: pianos de pulgar y xilófonos. Se intercalan, oséa, son percusión pero son melódicas. (Ver Articulo: Charango)

 

Los pianos de solapa (senza, kalimba o gongoma) están hechos de listones de metal fijados en una tabla, una caja o una calabaza. Hay varios tipos en relación del tamaño, la presencia o no de los que hacen ruido y el número de listones, que se deslizan bajo su fijación para cambiar la altura del sonido. Su intensidad despacio y baja es propicia, entre otras cosas, para el acompañamiento de coreografías, historias o ocupaciones distendidas (relajación).

La edición chiquita (senza) se denomina marimba en África oriental y Mbira en Sudáfrica. Se toca con los pulgares en tanto que los otros dedos afirman el instrumento en oposición al músico, de ahí su nombre, piano. El gongoma es más importante y se toca horizontalmente en oposición al músico, utilizado con una correa. La senza además se puede utilizar en las academias porque no es voluminosa y no es muy frágil.

 

La Sanza es un término que se utiliza para referirse a una familia de instrumentos de lengua idiomática organizados en la mayoría de África. El inicio es la vibración de listones de metal o bambú, fijados en una tabla de madera con o sin resonador. Las lamas se fijan de forma que logren vibrarse con las yemas de los dedos (pulgadas).

Cuando se utilizan, los listones se tienen la posibilidad de mover para afinar. En ocasiones se añaden gadgets que hacen ruido a este instrumento, como conchas, tapas de botellas, anillos de estaño. Se distingue entre los gadgets y sitios del kalimba (Uganda), el Budongo, los mbira, la mangambeu (Camerún), el Marímbula.

 

Los xilófonos (bala) son muy distintos, de muy chicos a muy enormes y de 2 a 25 notas. Comunmente son conocidos como balafón, en tanto que esta palabra destina en inicio al músico que la toca. Son voluminosos y frágiles (de ahí la necesidad de un estuche) pero livianos.

El marco de madera tiene hojas de longitud decreciente. Los resonadores localizados debajo de las tablas de madera tienen la posibilidad de ser una calabaza, una caja o una cazuela. Una membrana, llevada a cabo de papel de cigarrillo, capullo de araña u otro sirve como un mirlitón, pero en África en ocasiones es un agujero en el suelo que trabaja como un resonador. Se distinguen según:

  • Su tamaño,
  • Su forma recta o curva,
  • El número de notas por octava: más comunmente con 5 notas (pentatónica) o siete notas (heptatónica).

Hay instrumentos intermedios entre bala y senza, la flenbala, los xilófonos en listones de bambú en media calabaza que se tocan pulsando los listones.

Los tambores de hendidura (Llamado Bombolong en Senegal, y en Guinea, krin) no tienen membrana porque se hacen en un tronco hueco y emiten una continuidad de su grupo. Son reales tambores que hablan, debido a que tienen la posibilidad de reproducir los sonidos de la lengua hablada, transmitiendo de esta forma mensajes de una aldea a otra. Inicialmente usados en festivales y rituales (o como un instrumento de prestigio o inclusive guerrero) en este momento se utilizan en recitales. (Ver Articulo: Birimbao)

 

El Idiófonos y Membranófonos

Los Idiófonos son instrumentos de percusión cuyo propio material produce el sonido en el transcurso de un encontronazo, asi sea por un instrumento de afuera (como una varilla) o por otro lado del instrumento.

Los membranófonos se generan con el golpe de una piel (animal o sintética) estirada en un tambor, con palos o manos, crea un sonido que incrementa con la caja de sonido y la viable adición de sellos. El tono del sonido es dependiente del tamaño del tambor (por ejemplo, el bombo emite un sonido más serio que el de la caja) y la tensión de la piel. Entre los membranófonos se cuentan:

  • El tambor
  • El bombo
  • La pandereta
  • Los timbales.

 

En esta categoría, el sonido procede del propio instrumento o de su contenido y se sacude o golpea. Los menos complicados no están en concordancia, oséa, no son para producir una nota dada. Comunmente se utilizan en animación porque no son voluminosos y no son muy frágiles. Además, se tienen la posibilidad de copiar o imitar con materiales reciclados: tubos de cartón, botellas de plástico.

Los menos complicados son los raspadores, entre otras cosas el kariyan, tubo de metal abierto. Los sonajeros son especialmente diversos e atrayentes. Esos que son percusión tienen dentro semillas o guijarros y están hechos de cestería (cesta kaïchichi), bambú o con una calabaza hueca.

Un instrumento disponible en la costumbre grupal, porque es reducido y barato, pero cuya técnica es complicado es el sonajero ntsakala o kesekese. Está compuesto por 2 sobres de frutas unidas por una cuerda y de forma simultanea se golpea (haciéndolo girar la mano) y se sacude. Es de origen Bamileke (oeste de Camerún).

Similitudes con otros Instrumentos de África

Ahora mencionaremos algunos instrumentos de este conjunto de naciones, los cuales tienen similitud con el presente:

Balafón

Es una clase de xilófono. Los acordes y las escalas no son iguales de acuerdo con la etnicidad, los dialectos, pero la estructura todavía es la misma para todos: una composición de bambú, hojas de madera y calabazas como cajas de resonancia.

Cada hoja se prueba con su calabaza correspondiente para que todo esté sintonizado como se quiera. ámbas escalas son: pentatónica (bala dioula o senoufo) de Burkina Faso y la diatónica de Guinea. El legendario sosso bala de Soumaoro Kante se guarda de generación en generación en Niagassola en Guinea por la familia Kouyate.

El Kese Kese

Se trenzan en un trozo de calabaza. Las asas se tienen la posibilidad de utilizar para agitar y producir un sonido semejante al de las maracas. Muy comunmente se juegan porque generan un fondo y tienen la posibilidad de marcar el tiempo.

El n’sakara

Tiene la posibilidad de tener muchas formas y parado en la mano o la muñeca. De esta forma agitados, se asocian los movimientos que tocan los ritmos.

El djebara

Es además un instrumento complementario. Está conformado por una calabaza extendida, un rollo trenzado y perlas o conchas que generan un sonido fuerte.

 

El Gitase

Se utiliza en los brazos o la cabeza y se utiliza en el transcurso de un baile. Su confección es simple: una calabaza grande perforada con chicos agujeros donde pasamos a su hijo con cornisas en el final. Al girarlo sobre sí mismo, el gita produce un fuerte sonido de vaquitas contra la calabaza. Este instrumento es muy atrayente de utilizar en coreografías.

El Kongoma

Es un tipo de sanza en una escala más importante, pero solo 4 cuchillas. Este instrumento se toca con una mano frotando las cuchillas y con la otra tocando la calabaza.

Benin

Estas son de todos modos dos campanas de metal soldadas entre sí, lo que facilita cambiar el sonido. Una técnica para denegar el sonido ocasionalmente con una sección del cuerpo, facilita hacer mejor la pluralidad del sonido.

 

Las Flautas

Fueron tocadas por los griots, los Fulahs. Están tallados en cañas. La boca está modelada con cera y los agujeros tienen la posibilidad de producir diferentes notas. No obstante, la intensidad de la respiración además brinda diferentes sonidos. Cuanto más respire con fuerza, más fuerte va a ser el sonido.

Los players de flauta cantan con él, tienen la capacidad de pronunciar oraciones completamente aceptables mientras emiten un sonido. Esta habilidad es muy complicado de comprender y necesita bastante trabajo. Es muy posible que algunas cosas sean incorrectas o no del todo correctas.

 

El Djembe

Es el instrumento más popular cuando hablamos de instrumentos africanos. Hecho de un tronco de madera (gueni, linké, etc.), una piel de cabra o ternera intercalada entre dos círculos de hierro y tirada por un sistema de nudos por las cuerdas.

Se usa para acompañar el baile, dicen que «marca» el baile. Hay diferentes maneras de barriles para diferentes usos. Algunos se usaron para avisar a las aldeas en la distancia, otros se utilizan solo para oportunidades destacables, otros solo se usa para producir un sonido más sordo o más agudo; este último es comunmente interpretado por el solista para las marcas.

Los Dununs

Son troncos de madera empotrados en los que se colocan dos pieles de vaca o ternera envueltas por el mismo desarrollo de círculos y cuerda que el djembe (otros tienen la posibilidad de ser «cosidos», otra forma de montar las pieles) . El más importante es dununba, el medio es sangban y el más reducido es kensereni. Suenan respectivamente desde lo verdaderamente serio hasta lo verdaderamente agudo.

Se juegan con un palo de madera en la piel y cada uno tiene campanas además afinadas desde lo verdaderamente serio hasta lo verdaderamente agudo. Estos se juegan con varillas de hierro o tuercas o tornillos. Los ritmos adoptan el inicio del polirritmo y aceptan que el sangban y la dununba logren cambiar y, en ocasiones, marcar el baile. Ellos son los que dan ritmo y de esta forma bailan. (Ver Articulo: Laúd)

 

Bougarabous

Son originarios de Casamance (Senegal) y son jugados por 4 comunmente. Golpeado completamente, cada uno produce un sonido diferente que facilita un polirritmo.

La Bara

Es un instrumento clásico Malinke conformado por una caja de calabazas donde se ubica una piel de cabra dibujada por cuerdas. Este instrumento por lo general produce un sonido más serio y, comunmente, se toca como acompañamiento. No obstante, algunos tienen la posibilidad de marcar el baile o llevar a cabo solos.

El Tama o Tamani

Está tallado con apariencia de reloj de arena. Se ubica debajo de la axila para tocarlo (de ahí la traducción francesa del tambor de la axila). La tensión de la piel puede cambiar en relación de si presiona con fuerza o no, lo que genera sonidos totalmente diferentes. Los griots lo utilizan como si estuvieran comentando con ellos y solo la gente serias tienen la posibilidad de detallar los mensajes.

 

La Kora

Es muy usado por griots. Originaria de Gambia e introducida en el país de Mandingo, se compone por un estuche de resonancia de calabaza cubierto con una piel de vaca o piel de becerro, un mango y soportes de madera y no menos de 21 cuerdas. Sonidos que van desde los más graves hasta los más agudos.

La técnica de este instrumento reside en la digitación, la destreza y la agilidad de los movimientos. Como si la cosa no fuera lo bastante dificultosa, aprendemos desde el inicio a cantar mientras jugamos. Se ha extendido extensamente en los últimos 15 años a nivel mundial, dando permiso a los principiantes más curiosos arrimarse a este instrumento tan complejo.

El Bolon

Pertence a los numerosos instrumentos habituales que están compuestos de los mismos elementos (excepto la piel que va a estar aquí del antílope reemplazado en esta jornada por la cabra) pero tiene solo 3 cuerdas. Se juega con un palo de madera con apariencia de V.

Antes, desde el siglo XI, se utilizaba antes de las peleas para animar a los guerreros y luego de la guerra para alabar a los más valientes . Lamentablemente, hoy en día este instrumento se toca solo en algunos países para alentar a los agricultores. (Ver Articulo: El Cuatro)

 

El djeli n’goni

Es como su nombre sugiere el n’goni de los griots. Muchísimo más reducido que estos primos encadenados y conformado por una caja de resonancia naviforme de madera en vez de una calabaza, uno utiliza el pulgar y el índice para pellizcar sus 4 cuerdas. Tras haber cruzado las fronteras de los países de Malinké, encontró un espacio considerable en los pasos del Magreb, que mayormente han inspirado para hacer los guimbri.

El dono n’goni

Está conformado por 6 cuerdas y está guardado para la casta de los cazadores. Aún hoy, se usa a lo largo de las vacaciones de las cofradías de cazadores, principalmente en Malí. Llamados «donso» (de ahí el nombre del instrumento)

Proclaman canciones sobre la narración de un individuo, su destreza en la caza de combate o la medicina clásica con códigos musicales muy complejos. A menos que se le presente este instrumento en este círculo tan cerrado, es irrealizable comprender sus funcionalidades y técnicas habituales. (Ver Articulo: Arpa Llanera)

 

El Kamele n’goni

Es el «joven n’goni» en el sentido de que son las últimas generaciones las que inventaron este instrumento. Entonces, el número de cuerdas varía de 8 a 12 cuerdas (14 muy raramente) y las llaves mecánicas reemplazaron las pieles, los intestinos o las cuerdas para lograr estar según los instrumentos presentes. El resto de su construcción es fundamentalmente igual que los otros n’gonis. Muy habitual, conoce un apogeo destacable en África como en el resto de todo el mundo.

Además hay que tomar en cuenta que las influencias de los mundos europeo y árabe se sienten en esta zona de todo el mundo. De hecho, los instrumentos traídos con las invasiones árabes como Darbouka, Zurna o Dumbek forman parte del panorama musical de África occidental

Inclusive si están menos presentes que los nombrados en el artículo. No debemos olvidar las aportaciones de europa a lo largo de la invasión de los contenidos. África occidental es, entonces, un sector geográfica donde la diversidad musical es increíblemente numerosa.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello Política de Cookies